Web Toolbar by Wibiya

Noticias

El uso eficiente de la energía eléctrica comienza por casa

 

En términos generales, dentro del sector residencial los aparatos que utilizan más energía eléctrica son las lámparas y las heladeras, alcanzando más del 60% del consumo de los hogares. Los aparatos de TV y videos llevan una proporción importante del consumo, aunque algo menor. También, tanto en el invierno como en el verano, la utilización de estufas eléctricas o equipos de aire acondicionado producen una demanda de energía sustancial.

Considerando estas variables, damos aquí algunas recomendaciones útiles para disminuir el consumo de electricidad, sin que esto signifique la pérdida de los beneficios que ella nos otorga:

ILUMINACIÓN

-La primera medida más práctica y efectiva es el apagado de las luces que no se utilizan.

-Asimismo, se recomienda utilizar lámparas de bajo consumo (LFC) en todos aquellos lugares en se utilicen lámparas incandescentes que estén prendidas más de 4 horas por día. Si bien las LFC “son más caras” al momento de comprarlas, el gasto se ve compensado por un menor consumo eléctrico y una mayor vida útil, lo que transforman a las LFC en una opción más económica que las incandescentes. Las lámpara denominadas de bajo consumo (LFC), consumen el 20 % de lo que consume una incandescente y duran alrededor de 8 veces más, proporcionando la misma luz.

-Seleccionar adecuadamente el reemplazo de la lámpara incandescente. Idealmente se deberán sustituir aquellas de mayor potencia y tiempo de uso. Generalmente estas lámparas se ubican en la cocina, comedor o sectores iluminados durante toda la noche.

HELADERAS

-Recomendamos ajustar los valores de temperatura interna (frío) adecuadamente para evitar sobreenfriamientos que consumen más energía.

-Ubicar la heladera en lugares frescos (lo más alejado posible de las fuentes de calor), debido a que el consumo de este aparato es muy sensible a la temperatura ambiente en donde se encuentra ubicado. Cuanto más alta sea la temperatura ambiente más energía eléctrica consumirá la heladera.

-Comprobar que el burlete de las puertas de la heladera esté en buenas condiciones y haga un buen cierre de la misma: esto evitará pérdidas de frío.

-Vigilar que no se acumule hielo en las paredes de la heladera, ya que dificulta el funcionamiento, y aumenta el consumo hasta en un 20% más.

- Separar la heladera de las paredes al menos unos 15 cm.

-Muchos modelos de heladeras disipan el calor a través de las paredes laterales, si esto es así, asegúrese de no impedir que esto ocurra colocando imanes, papeles, carteles, etc, sobre estas superficies.

-No guardar comida caliente dentro de la heladera, esperar a que esta se enfríe previamente.

-Existen heladeras más eficientes que otras, algunas de la misma capacidad (tamaño) consumen hasta un 50% menos de energía. Los fabricantes de heladeras ya han comenzado a publicar los datos del consumo y su eficiencia energética (ver “Etiqueta de Eficiencia Energética”). Asesórese al momento de realizar la compra de una unidad nueva. Considere que este aparato tiene un consumo significativo en el hogar por lo que su reducción tendrá un impacto importante.

CLIMATIZACIÓN AMBIENTAL

Tanto en el caso de los equipos de aire acondicionado, como en el de las estufas eléctricas las medidas más efectivas para economizar el consumo energético son:

-No sobrecalentar ni sobreenfriar los ambientes (se recomienda ajustar la temperatura en 24°C).

-Mantener cerradas las puertas del ambiente que está climatizando, evitando así desperdiciar energía en ambientes en donde no Ud. se encuentra.

-Los equipos de aire acondicionado tienen distintas eficiencias. A veces un precio algo más elevado al comienzo tiene una amplia recompensa en su factura de energía eléctrica (ver etiqueta de eficiencia  energética).

-Evitar las excesivas filtraciones de aire por puertas y ventanas sellándolas adecuadamente.

ETIQUETA DE EFICIENCIA ENERGÉTICA

-El objetivo de la etiqueta es el de informar al consumidor respecto a la eficiencia energética de un electrodoméstico. Actualmente, este etiquetado se utiliza en heladeras, freezers, lámparas de uso doméstico, equipos de aire acondicionado, productos eléctricos de lavado, secado de ropa y funciones combinadas, todos aquellos electrodomésticos de mayor consumo en el hogar.

Ejemplos: Modelos de Etiquetas de eficiencia energética en lámparas y heladeras.

 

Para estos casos, se establecen 7 clases de eficiencia que van desde la clase A (más eficiente), pasando por B, C, D, E, F, hasta la clase G (menos eficiente). Por lo tanto, a la hora de elegir deberemos priorizar aquellos equipos de clase más eficiente.

Fuente de la información: Secretaria de Energía http://www.energia.gov.ar